Jaffna

Jaffna

Jaffna (Ciudad de las Arpas) está ubicada al norte de Sri Lanka a unos 400 km de Colombo, es la segunda ciudad en importancia del país, capital cultural de los tamiles.

Jaffna, la capital del norte, es un lugar apartado de los principales puntos turísticos de Sri Lanka, por lo que tiene un aspecto más genuino. Jaffna es una ciudad verde y frondosa, con históricos barrios de la época colonial con palmeras y hermosos templos e iglesias.

En Jaffna no dejes de visitar sus templos tamiles, las playas y otros lugares de interés tanto religioso como cultural.

Historia de jaffna

Nagadipa o Naka-diva fue supuestamente el nombre antiguo dado a la península de Jaffna. Nagadipa se menciona por primera vez en las crónicas de Pali de Sri Lanka en relación con la historia de la segunda visita de Buda a la isla en el siglo VI a. C. Mahavamsa (ch.1.vv 44-70) narra que el Buda durante esta visita hizo la paz entre dos reyes Naga de Nagadipa que estaban a punto de librar la guerra por un trono establecido por gemas.

Según los registros revisados ​​por los portugueses, el príncipe Sapumal de Kotte rellenó el árido «Yapanaya» (el término cingalés para Jaffna) con los cingaleses del Reino de Kotte. Durante la era holandesa, Jaffna fue poblada por los indios del sur traídos a la península para el cultivo de tabaco. Hoy en día, la península de Jaffna está habitada principalmente por los tamiles.

Fuerte de Jaffna

El fuerte de Jaffna, el segundo fuerte holandés más grande de Sri Lanka, se encuentra inmediatamente al sur de la ciudad de Jaffna, con el lado sur delimitado por las aguas poco profundas de la laguna de Jaffna, la entrada del Océano Índico que esculpe la península de Jaffna.

En la obra “Una descripción verdadera y exacta de la Gran Isla de Ceilán” (1672) del pastor holandés Phillipus Baldaeus, quien vivió en Jaffna durante aproximadamente nueve años, narra:

“El fuerte de Jaffnapatan es cuadrado y está rodeado de fuertes y altos muros, como lo muestra la impresión. Es más grande que el fuerte de Batavia y es la capital de todo el reino. Permaneció bajo el dominio Portugués durante más de 40 años, arrebatada al Emperador por Philippo d’Olivero cuando derrotó a las fuerzas de Cingalezen cerca de Achiavelli por el gran pagode, donde aún se pueden ver las ruinas y un pozo muy grande. Profundo y redondo, y su centro de 24 brazas de profundidad, verdaderamente una obra maravillosa sacada de una gran roca ”.

En Jaffna es interesante contemplar su arquitectura y los templos hindús. La Biblioteca pública (edificio clásico de 1933), la base militar de Elephant Pass , la Catedral cristiana de Santa María, erigida por los portugueses en 1794 o numeros templos hinduistas como Vaitheeswara Kovil, el templo Nallur Kandaswamy, Nagadipa Purana Vihara, Dambakola Patuna Sangamitta Temple, Naga Pooshani Ambal Kovil, Nagadeepa Rajamaha Viharaya, Kantharodai Viharaya son las visitas más recomendadas.